lunes, 15 de enero de 2018

Blue Monday o como nos sugestionamos socialmente por el Marketing

Hoy es el tercer lunes del año, eso quiere decir que estamos en el “Blue Monday”, al parecer el día más triste del año. Esta instauración social procede de una fórmula matemática, sin base científica, del psicólogo I Cliff Arnall.

La fórmula 1/8C+(D-d) 3/8xTI MxNA. La C es el factor climático, la D representa las deudas adquiridas durante las Navidades y el pago de las tarjetas de crédito. Regalos, cenas y comidas fuera de casa, viajes, lotería, gastos extra que menguan nuestras cuentas corrientes. La d minúscula se refiere al dinero que se cobra en enero y la T es el tiempo trascurrido desde la Navidad.


La I representa el período desde el último intento fallido de dejar un mal hábito: Los buenos propósitos de comienzo de año empiezan a ser arrinconados por muchos: dejar de fumar, ir al gimnasio, adelgazar. Sin embargo, las motivaciones cuentan y el profesor Arnall las incluye en su fórmula con la letra M. Y la NA, al final, es la necesidad de actuar para cambiar la vida.



Pero seamos serios, el uso de un adjetivo seguido de un día de la semana, y sobre todo si es en inglés no puede ser otra cosa que un invento de marketing para aumentar o reactivar el consumo.  Es más, el “Blue Monday fue orquestado por la compañía de viajes Sky Travel en 2005 como forma de animar sus ventas en temporada baja

Y aunque de momento no parece que haya calado en España, será cuestión de tiempo que nos veamos saturados con ofertas para cubrir nuestra depresión del tercer lunes del año.


Es posible que en países europeos, donde tradiciones como los Reyes Magos de Oriente o La Befana, que se celebran el 6 de enero, la estrategia publicitaria del “Blue Monday” de en hueso, ya que los gastos de consumo se dispararían, después de tres semanas de excesos en comidas regalos y viajes aunque nunca se sabe.