viernes, 8 de julio de 2016

La importancia de vender por los sentidos: Neuromarketing.



Todos conocemos diferentes técnicas de marketing para mejorar las ventas, sobre todo a través de internet, como la divulgación a través de las redes sociales, vídeos en Youtube. Existen mil y un formas para llegar al cliente, pero… ¿qué os parece la opción de aumentar las ventas a través de los sentidos y las conexiones neuronales?
El neuromarketing estudia el funcionamiento del cerebro aplicado al ámbito de las decisiones de compra.


La finalidad del uso de estas técnicas en marketing es Averiguar a qué estímulos las personas prestan más atención y a cuales no influye directamente en el comportamiento de la persona. Lo que se trata en este sentido es de comprender más y mejor a las personas, conocer sus gustos y reacciones para acercarse a ellas

Pese a la identificación de estímulos , llegar a hacer predicciones sobre el comportamiento de las personas es complejo. Nuestro cerebro y su comportamiento, son excesivamente complejos, y de una forma u otra vivimos condicionados por las experiencias diarias.

Gracias a los conocimiento del neuromarketing la publicidad se centra más en los puntos que debe explotar como por ejemplo las emociones o incluso todos los sentidos que se puedan.

Existen una serie de ejemplos en los que se ve de forma palpable la influencia del neuromarketing.

Los carritos

En los supermercados el neuromarketing tiene un aliado fundamental: los carritos de la compra. Estos cuanto más grandes sean, mejor para el establecimiento ya que puede que compres más. Además, ¿no hay carro en el mundo que funcione bien?, o sea que no tenga las ruedas “estropeadas, y lo escribo entre comillas porque las ruedas están perfectamente. Su función no es otra que aumentar tu campo de visión y fijarte más en los productos de los pasillos por los que pasas en lugar de ir a tiro fijo a por los que necesitas.

La percepción olfativa.

Esto puede ser un arma de doble filo. Veamos un ejemplo claro, las perfumerías. Que bien huele, o no, hay a gente que toda esa mezcla de matices les resulta un poco repulsiva, por eso en las grandes superficies pasa rápido de la zona de colonias. También existen los que piensan lo contrario, que el olor de las perfumerías es lo más maravilloso del mundo, y que una que esté con un olor poco peculiar, no les inspira confianza a la hora de comprar.  

La localización.

Los alimentos de primera necesidad siempre están puestos al final del establecimiento y lo más lejos posible de la entrada. Esto se debe a que cuanto más recorrido hagas con el carro de la compra, tienes muchas posibilidades de que compres más de lo que al principio tenías pensado.

La posición del producto en el establecimiento

¡Solo veo lo más caro! Esto también es característico, lo más caro lo suelen poner en sitio específicos,  localizados a la altura de los ojos, mientras que los más baratos están muy arriba o te tienes que agacharte para cogerlos.


Percepción auditiva

¿Porque ponen música? Hay muchos establecimientos donde ponen música. 2 ejemplos:

En supermercados la música es lenta, tranquila, ya que su objetivo es que vayas a la compra lento ¡Cuánto más tiempo estemos, más compraremos! Además algunos de estas cadenas suelen tener un slogan o un leiv motiv que repiten cada cierto tiempo.

En una tienda de ropa: Dependiendo el público objetivo ponen diferentes estilos de música por ejemplo: Tiendas de moda joven es muy corriente encontrar música electro, el problema es que aquí no sabes si buscar unos pantalones o pedir una consumición.

Percepción visual

La iluminación: Es importante cuidar los colores y la iluminación de la tienda y la ropa. Los escaparates y estanterías de los establecimientos están así colocados por razones visuales.
Hay tiendas de ropa que son muy oscura, pero hay focos por todas partes que enfocan a los productos que más le interesan, visualmente nos parece más interesante, ya que se ven los productos muy bien nada más entrar.



Todas estas pautas forman parte del neuromarketing, que consigue a través de nuestras percepciones un mayor impacto en el consumidor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario