jueves, 9 de junio de 2016

PPC: Pago Por Clic, ventajas e inconvenientes

Todos hemos visto posicionados en los primeros lugares de los buscadores unos enlaces que aparecen como “anuncio”. Esto se debe a un modelo de publicidad en internet denominado Pago Por Clic, o PPC. Esta forma de publicidad consiste en pagar por parte del anunciante a los buscadores una cantidad de dinero por cada clic que su enlace reciba.

El modelo PPC se emplea típicamente en buscadores, pero también en sitios web de contenidos y de productos. Entre los proveedores de anuncios que cobran mediante PPC, las tres mayores redes de anuncios son AdWords (de Google), Adcenter (de Microsoft), y Yahoo! Search Marketing (de Yahoo!).
                    
Los enlaces patrocinados ofrecen una serie de ventajas:
  • Tráfico bien segmentado, que se corresponde con una audiencia que está buscando de manera activa, altamente interesada.
  • La persona decide los criterios por los cuales quiere aparecer.
  • Sólo pagas por cada clic que has recibido, no como ocurre con campañas en las que pagas por cada mil impresiones, por ejemplo.
  • Se establece un presupuesto máximo, por lo tanto el gasto está controlado. Se sabe de antemano cual va a ser el costo.
  • Puede mostrar un texto diferente según la palabra clave.
  • A los pocos minutos de activar la campaña ya es visible en Google y en las páginas que soportan anuncios.
  • La difusión que ofrece un enlace patrocinado de la empresa generalmente es efectiva e instantánea.
  • Es posible programar los anuncios respecto a franjas horarias distintas para así alcanzar a tu target de público.  
  • Cualquier cambio o modificación es inmediata.
  • Solo se paga por clic, por tanto solo paga por resultados.
                  

Respecto a las desventajas, se pueden enumerar las siguientes:
  • El posicionamiento es garantizado, pero este sólo dura mientras se pague. en caso de no conocer bien el sistema de pujas mediante el que se establece el precio de cada clic, el coste de las campañas puede ser mucho más alto de lo que debiera ser
  • Las pujas pueden elevarse en algunos sectores.
  • Dado que se facturó cada clic, conviene seguir atentamente la campaña para evitar los clics fraudulentos.
  • Existen limitaciones creativas. Por ejemplo Google Adwords no permite más de 25 caracteres para el título, ni más de 35 para el espacio descriptivo, provocando repeticiones semánticas entre las empresas de un mismo sector.

Teniendo en cuenta todos los aspectos de este tipo de marketing se ve que puede resultar beneficioso para las empresas. Eso sí, necesitarán a alguien especializado en SEO  y SEM para poder llevar a cabo la tarea y evitar pagar por unos clics que no se traduzcan en conversiones.