lunes, 17 de agosto de 2015

Acciones que puede emprender un autónomo ante los impagos

Ser autónomo no es fácil, podría decirse que es una profesión de riesgo. Es cierto que eres tu propio jefe, pero por otro lado el autónomo se encuentra desamparado ante ciertas situaciones. Una de las más acuciantes es en lo referido al ámbito económico. Los autónomos tardan una media de 90 días en cobrar sus facturas, a veces ese plazo se puede prolongar.

¿Qué debe hacer un autónomo cuando no le pagan?

Tranquilos no es necesario acceder a métodos “Padrinescos” para cobrar. Lo cierto es que un autónomo dispone de varios métodos para que el pago pendiente se le haga efectivo.



Contacto con el cliente

Lo primero es acudir al cliente deudor y pedirle el ingreso de lo adeudado. Si vemos que el cliente tiene problemas de liquidez y su explicación tiene un fondo de buena voluntad podemos solucionarlo de distintas formas.  Podemos acordar con el cliente unos plazos para que realice el pago fraccionado. Por otra parte podemos realizar el intercambio de servicios o productos como forma de pago.

Mala fe

Si por el contrario la actitud del cliente es de mala fe, incluso se podría interpretar amenazante, el autónomo dispone de varios medios para llevar a cabo la resolución satisfactoria del incidente.

Primero podemos contactar con una empresa de cobro de morosos (quien no conoce el ya famoso “Cobrador del frac”).

También podemos optar por la retirada del acceso al producto o servicio proporcionado, siempre en la medida de lo posible. 




Proceso monitorio

Si nada de esto fuese posible nos encontramos ya con la apertura de un proceso judicial .
Así ante una situación de impago, la Ley de Enjuiciamiento Civil permite reclamar cantidades de hasta 250.000 euros, siempre que se puedan acreditar. Este proceso se conoce como proceso monitorio. Es un mecanismo rápido y bastante sencillo para el cobro, pues en muchos casos se resuelve en apenas unas semanas


En 2011, ya de lleno en la crisis económica del país, algo menos del 50% de los casos de procesos monitorios se resolvieron con el pago de la deuda, mientras que en casi un 40% de los casos se ejecutó el embargo de bienes del moroso por valor de la cantidad adeudada. El porcentaje restante se ha solventado por medio de un contencioso judicial.

3 comentarios:

  1. Hola. Muy interesante su nota realmente. Me gustaría entender un poco más acerca de las Facturas Electrónicas. Les dejo saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el artículo, es necesario más seguridad en los cobros. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Necesitas una página web para tu empresa? Contacta con Iborra Web Design, hoy en día estar online más que un capricho es una necesidad.

    ResponderEliminar