lunes, 17 de agosto de 2015

Acciones que puede emprender un autónomo ante los impagos

Ser autónomo no es fácil, podría decirse que es una profesión de riesgo. Es cierto que eres tu propio jefe, pero por otro lado el autónomo se encuentra desamparado ante ciertas situaciones. Una de las más acuciantes es en lo referido al ámbito económico. Los autónomos tardan una media de 90 días en cobrar sus facturas, a veces ese plazo se puede prolongar.

¿Qué debe hacer un autónomo cuando no le pagan?

Tranquilos no es necesario acceder a métodos “Padrinescos” para cobrar. Lo cierto es que un autónomo dispone de varios métodos para que el pago pendiente se le haga efectivo.



Contacto con el cliente

Lo primero es acudir al cliente deudor y pedirle el ingreso de lo adeudado. Si vemos que el cliente tiene problemas de liquidez y su explicación tiene un fondo de buena voluntad podemos solucionarlo de distintas formas.  Podemos acordar con el cliente unos plazos para que realice el pago fraccionado. Por otra parte podemos realizar el intercambio de servicios o productos como forma de pago.

Mala fe

Si por el contrario la actitud del cliente es de mala fe, incluso se podría interpretar amenazante, el autónomo dispone de varios medios para llevar a cabo la resolución satisfactoria del incidente.

Primero podemos contactar con una empresa de cobro de morosos (quien no conoce el ya famoso “Cobrador del frac”).

También podemos optar por la retirada del acceso al producto o servicio proporcionado, siempre en la medida de lo posible. 




Proceso monitorio

Si nada de esto fuese posible nos encontramos ya con la apertura de un proceso judicial .
Así ante una situación de impago, la Ley de Enjuiciamiento Civil permite reclamar cantidades de hasta 250.000 euros, siempre que se puedan acreditar. Este proceso se conoce como proceso monitorio. Es un mecanismo rápido y bastante sencillo para el cobro, pues en muchos casos se resuelve en apenas unas semanas


En 2011, ya de lleno en la crisis económica del país, algo menos del 50% de los casos de procesos monitorios se resolvieron con el pago de la deuda, mientras que en casi un 40% de los casos se ejecutó el embargo de bienes del moroso por valor de la cantidad adeudada. El porcentaje restante se ha solventado por medio de un contencioso judicial.

miércoles, 12 de agosto de 2015

Cinco errores que no debes cometer al gestionar tus redes sociales

Todo negocio, pyme o empresa que se precie debe tener presencia en las redes sociales, pero no a cualquier precio. Hay una serie de errores que mejor no cometamos para no manchar la imagen de la compañía en las Redes Sociales.

No abras perfiles en todas las redes
Estudia cuales son las redes que mejor se adaptan a tu tipo de negocio. Porque una red esté en auge no quiere decir que sea la más adecuada para ti.

No publiques de forma indiscriminada
Muy bien ya tienes tus perfiles hechos, ¿y ahora qué, ancha es Castilla? Pues no. No debes publicar sin ton ni son. Examina que contenidos resultan afines.

Afronta cualquier tipo de crítica
Las redes sociales no deben parecer sólo un bonito escaparate donde tu producto o servicio es una maravilla y no hay nada negativo. Nada es perfecto y todo tiene puntos débiles susceptibles de mejora.


Encaja las críticas y comentarios negativos de los usuarios, no los borres y responde a cada uno de ellos siempre de forma educada. Que tus clientes vean que en los momentos malos también existe un feedback. 

Spamear con nuestros contenidos
Las redes sociales no sirven para vender, pero sí sirven para muchas más cosas que pueden conllevar conseguir clientes a largo plazo.
Spamear con nuestros contenidos propios, contando los guapos y bonitos que somos, no le interesa a nadie. El ritmo de nuestras publicaciones tiene que ir acorde con la estrategia que nos hemos marcado.

Paciencia todo llega pero no mañana
Una estrategia en redes sociales es como una carrera de fondo, nunca lo debemos de ver como un sprint, debes tener paciencia y seguir trabajando, porque con trabajo, todo llega.