viernes, 26 de junio de 2015

El autónomo cobra tarde y mal


Con los tiempos que corren, la vida laboral sigue muy complicada. Mucha gente ante la falta de oportunidades  decide adentrarse en el siempre incierto mundo del autónomo.

Ser autónomo, por lo menos en un primer envite, concede una serie de ventajas, tales como las de ser tu propio jefe, aunque dependiendo de las vicisitudes de la vida o del sector empresarial, uno puede acabar siendo su propio esclavo.

Otra aparente ventaja, frente a la creación de una empresa, es que como autónomo uno no tiene porque comenzar con un capital mínimo. Además de desgravaciones de IVA y por lo tanto tener un ahorro de un 21% en muchos conceptos como la gasolina o la compra de equipamiento informático.



Pero, y no gusta ser el portador de malas noticias, no todo lo relativo de ser autónomo es agradable, y cada cierto tiempo salen noticias que parecen desalentar a este sector del trabajo.

Un ejemplo de ello, es que pese a que cada vez son más numerosos, sus pensiones están 500 euros de media, por debajo de las de asalariados. Es por ello que más de la mitad de los profesionales autónomos, compensen la pensión de jubilación con otros productos de ahorro.

Pero el mundo del autónomo tiene otra serie de inconvenientes.  Cada vez cobran más tarde. Otra vez casi la mitad de gente que copa este sector cobra una factura 90 días después de emitirla al cliente. Son tres meses, que se dice pronto, donde el trabajador no ingresa por un trabajo ya hecho.



Cada vez urge más que las Autoridades competentes se reúnan para que los autónomos se rijan a través de una legislación donde se les garantice una mayor seguridad laboral

jueves, 18 de junio de 2015

Internacionalización empresarial , ¿qué es, y cómo llevarla a cabo?

En los tiempos que corren una empresa debe plantearse muchas veces convertirse en una empresa global, expandiéndose cuanto más lejos mejor. Pero a día de hoy hay que distinguir cuando una empresa vende al extranjero, y cuando una empresa tiene una serie de vínculos que le pueden llegar a permitir instaurarse en el extranjero.
Aquí nos encontramos con la dicotomía exportar o internacionalizar. Exportar, significa haber recibido pedidos del exterior, de manera más o menos ocasional, sin que estos pedidos provengan de un control ejercido sobre distintas variables de marketing.
Por otro lado internacionalizar significa impulsar entornos de relación que permitan que la  empresa se instale en el exterior.
La internacionalización es una de las vías más seguras de crecimiento y expansión para todas las empresas, incluidas las más pequeñas. En épocas de inestabilidad del mercado nacional, cuando la demanda interna no se encuentra en los niveles deseados, la búsqueda de mercados externos para encontrar nuevos clientes se convierte en la alternativa más apropiada.
La internacionalización es un proceso dinámico y que requiere de una constante adaptación. No es un proceso con fecha final, sino que requiere de constantes y permanentes acciones de adaptación y mejora.
Debemos por lo tanto, definir la estrategia, marcar un plazo, contemplando también un proceso de adaptación a este nuevo mercado, pero siempre sujeto a cambios. Otra parte de la estrategia se debe a la ubicación. Elegir que zonas o países son interesantes para nuestro tipo de negocio es primordial. Un acierto en esta decisión nos puede ahorrar costes y tiempo. Esto se consigue a través de una buena planificación.
Una vez elegidas nuestras zonas como objetivo de la internacionalización, es recomendable elaborar un informe que recoja los parámetros que tengan una mayor incidencia en nuestra actividad. Es capital centrarnos en aspectos fiscales, jurídicos y económicos, además, de que el Informe dé una visión real de la situación del país, y no quedarnos en un marco teórico sin haberlo puesto en práctica.

La empresa podrá definirse como internacionalizada, si es capaz de afianzar, es decir, consolidar su presencia en los mercados seleccionados.
Aquí podemos hablar de la evaluación y valoración de las actividades de internacionalización por una parte,  y por otra , de la toma de decisiones, para procurar que los planes establecidos se cumplan y llevar a cabo las correcciones necesarias desviadas de nuestro plan inicial.

miércoles, 17 de junio de 2015

ClassicGes 6, un gran programa de gestión apto para todo tipo de bolsillos

Para los que buscan un programa de gestión  sin realizar desembolsos estratosféricos, como hacen otros  programa de gestión que cobran por licencias anuales o incluso por las actualizaciones que saquen, está aquí ClassicGes 6. Un programa de gestión empresarial que abarca una amplia gama de sectores.

El programa de la empresa AIG, Asesoría Informática Gallega, incorpora una serie de mejoras con respecto a su predecesor el ClassicGes 5.0. Entre estas mejoras nos encontramos un potente Buscador Global, que permite al usuario agilizar las búsquedas y encontrar documentos artículos o cualquier dato que necesite de manera más sencilla.

ClassicGes 6 cuenta con tres versiones como son Comercio, Hostelería y Fabricación-Autónomos-Profesionales, cada una de ellas preconfigurada para un distinto sector empresarial. Incluye una nueva interfaz más atractiva, así como menús visuales y la incorporación de iconos por función.

Otra de las novedades es la inclusión de la Facturación electrónica a las Administraciones Públicas. Así todos los usuarios que tengan como clientes a entes públicos, a los que según lo dispuesto por la ley se les debe facturar de forma electrónica.




El programa posibilita importar datos de otras aplicaciones y ficheros Excel para poder trabajar desde el primer momento sin que el rendimiento de la empresa se vea afectado.

ClassicGes 6 presenta la opción de movilidad total gracias a su conexión con otro programa de AIG como es ClassicAIR. El usuario podrá conectarse desde donde quiera a su programa de gestión siempre bajo una gran seguridad ya que los datos con los que se trabaje no saldrán nunca de la empresa en la que se encuentren.

Los informes detallados de ClassicGes 6 permiten un ágil análisis de resultados gracias a su diseño y al desglose de datos. El usuario puede acceder y editar los documentos directamente desde el informe.

Otro punto fuerte del programa es su precio. ClassicGes 6 está disponible a un precio de 79,90€  con licencia definitiva y sin límite de puestos, algo que puede resultar muy beneficioso para las PYMES y start ups, que comiencen su andadura profesional y necesiten tener un programa de gestión empresarial en más de un ordenador.


Por todo ello ClassicGes 6 es una grandísima opción como programa de gestión para nuestra empresa.

Para más información sobre el producto visita su página web