miércoles, 20 de agosto de 2014

La moda de ser emprendedor



La moda, igual que la risa, va por barrios. Nuestro rico idioma también experimenta vocablos de moda. Ser alternativo ahora se denomina “hipster”, y tener iniciativa la hora de comenzar un negocio nuevo y arriesgarse es ser “emprendedor”.

No nos llevemos a confusión, no critico a las personas que emprenden, al revés, ya que con los tiempos que corren arriesgarse a llevar a cabo un negocio o empresa que sea innovadora es cuanto loable. De lo que quiero hablar es de la ligereza y lo manido que está el término emprendedor.

Sus consecuencias son tales que hasta grandes empresarios quieren que se les denomine así porque ello parece que da un prestigio, un decir “mira a lo que llegó empezando desde abajo” . La verdad que pocas empresas consiguen posicionarse en lo más alto sin empezar de forma humilde.

Pero vayamos al grano. Emprendedor es un término derivado de la palabra francesa entrepreneur, y que es comúnmente usado para describir a un individuo que organiza y opera una o varias empresas, asumiendo cierto riesgo financiero en el emprendimiento.
Realmente existen dos tipos de emprendedores. Los que dicen que van a hacer y los que directamente lo hacen.

Es fácil distinguir a los primeros.

Siempre están hablando de lo que van a hacer, pero pasa el tiempo y no hacen nada. Quizás esta sea la característica más común que tiene el emprendedor por moda.

Hacen castillos en el aire. Dicen lo que van a llevar a cabo pero llegado el momento reculan.

No invierten en su proyecto, pero quiere que otro lo haga por él

Tienen su idea encorsetada y fuera de esos parámetros se sienten perdidos.

Se reúnen con otros semejantes. Aquí aplica el principio de asociación, Dios los crea y ellos se unen. El emprendedor por moda siempre está con otros iguales.

Critican los proyectos ajenos. Parece ser que este tipo de emprendedor sabe tanto que considera necesario buscar los errores de los emprendimientos de otros. Lo que no se dan cuenta es que el otro por lo menos está haciendo algo

Están al último grito de la moda en las informaciones de emprendedores, como noticias, aplicaciones, charlas, cursos, etc. Esto es buenísimo, el problema es que no hacen nada con la información.

Por lo general son algo arrogantes. Estudios apoyan el dicho de que mientras menos una persona sabe, más cree que sabe y le encanta exhibir lo poco que sabe.


  
Mientras que por otro lado El emprendedor real actúa, asume riesgos y obtiene resultados.  El emprendedor de verdad es un trabajador incansable, enfocado y con un impulso de hacer que las cosas sucedan. El emprendedor por moda lo que quiere es hacer que los demás piensen que ellos saben.

La palabra “emprendedor” está de moda, sí, lo que jamás cambiará es el concepto de que con trabajo, constancia y perseverancia todo da sus frutos.
  
Acabaré con una frase que he visto hoy en internet.
“El veneno más peligroso para el emprendedor es el sentimiento del logro. El antídoto es pensar qué se puede hacer para hacerlo mejor mañana”

No hay comentarios:

Publicar un comentario